La cultura fitness: de la acción a la reacción


La cultura fitness se puede dividir en dos conceptos, que van una arraigada de la otra, una parte de esta palabra la podemos relacionar con la vida sana, pero también va acompañado de un continuo ejercicio que perdura en el tiempo.

La otra parte del concepto está directamente relacionada con el ejercicio en sí, que se puede desarrollar en el ámbito que cualquier persona elija para hacerla, y donde prefiera hacerla. Ahora que se sabe el significado, se puede hablar de algunos aspectos generales en la vida de las personas, que puede encontrar muchas formas de llegar a un cuerpo ideal, quizás en un gimnasio o saliendo a correr por las mañanas. Como se ve en televisión, las personas que hacen ejercicio sea personas felices, ¿es real lo que vemos o en el mundo fitness también se sufre?.


Fabio Herrador, atleta élite 

Quizás el mundo del ejercicio o actualmente llamado Cultura Fitness, que ha evolucionado notoriamente, mucha gente salió del gimnasio para practicar otros deportes o diciplina donde se encuentras más a gusto consigo mismo y no se ven encerrados en la monotonía de los aparatos.

Lo verdadero de este cambio se ve aparejado de la rutina diaria de las personas. Mucha de ellas empieza a elegir salir del sedentarismo de estar 8 hs y hasta 10 hs sentada delante de una computadora, comiendo y no haciendo ningún tipo de actividad para cambiar esa rutina. El mal llamado “DE CASA AL TRABAJO Y DEL TRABAJO A CASA”.




Hay muchos ejemplos de ello, como el de Fabio, atleta desde los 18 años con varios trofeos ganados, cuenta “Elegí algo que me gusta hacer, lo tomo como un cable a tierra, me ayuda a auto analizarme, y a encontrarme conmigo mismo. Hasta puedo resolver cuestiones de mi propia vida” agrega que es chófer de camiones que se levanta a la madrugada para cargar y hacer repartos de lunes a sábado… un ejemplo de tantos que todos conocemos. 

La cabeza también hace su trabajo

A lo largo de la vida el ser humano piensa en ser mejor en todo aspecto de la vida, se esfuerza en la escuela para pasar cada año, hace méritos en la universidad y tener una carrera, pone todo de si para subir lo mas que puede en un trabajo. A la hora del ejercicio, sé nota que buscar mejorar solo un aspecto el físico.

Pero no todos piensa de esa forma, como nos cuenta Carina, profesora de danza, “tengo una alumna de 40 años que busca además de bajar de peso, poder bailar como cuando tenía 20 años, sin vergüenza con la música alta y olvidarse de todo en esa hora de clase”. Claramente se nota un cambio, si en lo físico, pero también en la cabeza.

Agrega que también hay un cambio en cuanto a los géneros, “hoy las mujeres ya no se quedan en casa, la mayoría trabaja afuera y eso trae un emparejamiento en cuanto al hombre”. Dado a los cambios de los últimos tiempos y con las mujeres como protagonistas de estos cambios, ya no se debe ver como raro a una mujer fisicoculturista o que hagan actividad física a la par o mejor que un hombre. Por eso este cambio en la cabeza que esta haciendo el ser humano va acompañado de un cambio generacional, se deja atrás la imposición de que es el sexo débil y se pone en una posición que ganaron a fuerza de voluntad y demostrar que ellas también pueden lo mismo o más que los hombres.


Carina con su clase de baile

¡¡A comer que ya está servida la comida!!

Junto con la actividad física también está la alimentación, que en las últimas décadas cambio mucho, ya sea por la forma de producirla hasta la forma de cocción. Los alimentos industriales están aportando una gran cantidad grasas, sodios y azucares que no generan nada bueno en la salud de mundo. Un dato para tener en cuenta que nos trasmite la Lic. en Nutrición Cielo Gutiérrez “el sedentarismo y el consumo de los alimentos ultra procesados que son pobres en vitaminas y minerales, son el causante de que el 60% de la población argentina tenga sobrepeso y obesidad”.

El incremento en la industrialización en los alimentos, las exigencias en los horarios y el ritmo de vida en la ciudad, hacen que las personas no se den cuenta de los malos hábitos alimenticios, punto que tiene que rever el ser humano para cambiar la manera de alimentarse.

Existen también otras formas de “alimentarse” ya que no todos concurren a un especialista en nutrición para una adecuada ingesta de la misma. Al estar al alcance de la mano los “polvos mágicos”, así se los llama a los estimulantes que se usan en los diferentes gimnasios para ganar en masa muscular.

De la mano de esto agrega Cielo Gutiérrez “el gran problema que supone la onda fit es que la llevan a cabo personas que no son profesionales de la salud, que poner en riesgo la vida de los pacientes”


Cielo Gutierrez, Lic. en Nutrición


Es importante tener en cuenta el equilibrio, en la alimentación y en la actividad física, ya que los extremos de lo recién mencionado no son buenos en ningún tipo. Llevar una vida regulada es un buen camino para seguir y llegar a los objetivos que cada persona se imponga llegar. Las buenas costumbres también hacen cambiar el humor de la gente y así se puede vivir de una manera mas tranquila. 

1 Comentarios

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente