“Rugby seguro viene a cuidar a los jugadores”

Ignacio Blanco, Eduardo Cerretini, y Sergio Kleiner nos cuentan sobre las claves en las que trabajan la Unión Argentina de Rugby (UAR)  y  la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) Identificar, retirar y reportar para lograr que el rugby sea cada vez más seguro.

 “rugby seguro” me dice Felipe. “Al principio me enoje un poco, me mandaron a hacer dos cursos porque si no puedo jugar el finde, pero después me puse a hacerlo y descubrí que está re bueno, porque voy a saber qué hacer si a algún compañero le pasa algo jugando o entrenando”.

Sergio Kleiner, por su parte, dice “está bueno saber cómo proceder. En las lesiones graves es primordial actuar rápido y saber detectarlo. El curso de conmoción cerebral y antidoping son para todos, desde juveniles, después los entrenadores y managers tenemos uno de introducción al rugby que habla del reglamento, las medidas de seguridad y el bienestar de los jugadores, y los chicos tienen uno que se llama introducción a las primeras líneas, que es una capacitación a la hora de las formaciones de scrum por ejemplo, para prevenir lesiones en ese momento y hacer que el deporte sea más seguro”.

Sergio Kleiner es manager en la primera de San Albano hace varios años, junto a su hijo Felipe, jugador de la categoría M17 del mismo club, están sentados frente a una computadora hablando del curso que les mandaron a hacer obligatoriamente desde la URBA. 

Uno de los momentos en los que se detectaron mas lesiones en el juego es en la formación del scrum, “Desde el 2016 que el empuje no es libre, desde la URBA decidimos que esto se mantenga hasta que podamos capacitar en materia de seguridad. El protocolo Rugby Seguro dice esto, y que el partido no arranca hasta que el médico esté en la cancha entre otras cosas”. Es una de las cosas que nos cuenta Eduardo Cerretini, miembro del área de competencia de la URBA.




En qué consiste el rugby seguro

Ignacio Blanco es ex jugador y dirigente del club Deportiva Francesa, en la URBA es una de las personas encargadas de llevar adelante el protocolo de rugby seguro. “identificar, retirar y reportar son las claves en las que trabaja el protocolo. Ahora todos son responsables si a algún jugador le sucede algo, es tan responsable el médico, como el réferi, como el jugador. Es por eso que el protocolo tiene 3 patas, la pata médica, de los jugadores y la dirigencia”.

Desde el eje médico, el cambio fundamental es la obligatoriedad de la presencia de un medico por cancha. Es decir, si un club tiene al mismo tiempo 3 partidos, en 3 canchas que estén alejadas, cada cancha deberá tener su médico. Y si llega a haber una lesión y el médico se aleja de la cancha, el réferi debe garantizar que el partido no se reanude hasta que vuelva.

Desde el eje dirigencia, es obligatorio que haya un desfibrilador en el club, que las canchas estén pintadas con pintura y no con cal, y que el club garantice una buena infraestructura.

Por último el eje de jugadores, entrenadores y réferis. “el rugby seguro arranca con el reglamento, si vos jugas con el reglamento el rugby va a ser seguro siempre”. Por este motivo se busca formar a través de cursos a cada persona que tenga acceso al campo de juego.


El objetivo principal  es proteger a los jugadores de lesiones graves, y crear un 10% de socorristas de rugby en los clubes que estén presentes en el campo de juego y puedan ayudar al médico o al paramédico a socorrer al lesionado. “van a contar con pecheras de identificación y van a estar capacitados para entrar y sostener la cabeza del jugador hasta que llegue el médico, y poder detectar que no sea una lesión cervical entre otras cosas” cuenta Ignacio al respecto.
Asistencia médica en cancha

Antecedentes y conmoción cerebral

El rugby seguro comenzó en la URBA hace 3 años cuando en varios clubes comenzaron a detectar que los episodios de lesiones graves estaban creciendo. La unión de rugby de Inglaterra hizo un trabajo de investigación que arrojó como resultado que el 70% de las lesiones graves del rugby eran conmociones cerebrales. Pero el dato que más alarmó a la URBA fue que, como resultado de esa misma investigación, se descubre que un 60% de esas lesiones se producen durante los entrenamientos.

A partir de ese momento surge en el ambiente una alerta, y la necesidad de cuidar a los jugadores y se creó una subcomisión de rugby seguro que contaba con médicos, cirujanos, e integrantes de distintos clubes y sería la encargada de comenzar a trabajar con conmociones cerebrales.

La conmoción cerebral es una lesión grave ocasionada por un golpe fuerte en la cabeza o sacudida violenta de la misma, que puede afectar la manera en que funciona el cerebro. Los síntomas incluyen desde vómitos, mareos, dolor de cabeza, anormalidad en el sueño  y pérdida del conocimiento hasta convulsiones, cambios de lucidez mental y debilidad muscular.


2 Comentarios

  1. Excelente nota!!!! Felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Me parece una nota muy interesante. Me ha aclarado muchas cosas sobre el rugby y me alegro mucho que tengan tan buen cuidado al respecto. Sabri Kleiner felicitaciones por tu escrito. Me encantó y me intereso leerlo hasta el final.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente