Ser argentino y vivir en el extranjero

En los últimos años algunos jóvenes argentinos se han mudado al extranjero para encontrar nuevos rumbos en distintos países. Vivir lejos de su familia, adaptarse a nuevas costumbres o encontrar trabajo son algunas de las tareas más difíciles que resaltan quienes se atrevieron a este cambio de vida.

Muchos de los argentinos que se mudan a otro país tienen entre 25 y 35 años y lo han hecho por distintos motivos como buscar un nuevo futuro, por amor o simplemente para aventurarse a lo desconocido. Tal es el caso de Camila (28 años) quien viajó a Londres para vivir nuevas experiencias y conocer una cultura desconocida para ella. O el caso de Jésica (33 años) mudándose a Suecia para vivir y formar una familia con su pareja oriunda de ese país.

Camila, una argentina en Londres.

Adaptarse a lo desconocido

Cada país tiene costumbres y culturas propias, adaptarse a ellas es una de las primeras situaciones a las que hay que enfrentarse. “Una de las cosas a las que más me costó acostumbrarme fue al trato con el otro, porque son mucho más fríos y distantes que los argentinos, no se abrazan, no se reúnen con amigos a la tarde en una casa por ejemplo, fue un cambio para mí muy grande”, cuenta Camila y agrega: “me costó mucho tomar un colectivo porque no entendía que venían por la vereda contraria y que había que subirse por el otro lado".

Jésica en cambio cuenta que lo que más le costó fue el idioma: “tuve que aprender sueco desde cero, con mi novio nos comunicábamos en inglés, pero para vivir acá (Suecia) lo primero que tuve que hacer fue hablar el idioma a la perfección principalmente para poder adaptarme y no sentirme sola".

Encontrar un trabajo

Algo primordial para poder vivir es encontrar trabajo para solventar los gastos. A Jésica no le fue fácil lograrlo: “estuve 2 años aprendiendo a hablar sueco para poder conseguir un trabajo. Por suerte podíamos vivir los dos sólo con el sueldo de mi novio. Soy diseñadora gráfica y hoy trabajo de eso, pero tuve primero que aprender el idioma a la perfección, cosa que es muy difícil".

Camila en cambio, consiguió trabajo a penas llegada a Londres pero no fue la mejor experiencia: “comencé trabajando de niñera en una casa en la que no me trataban para nada bien, me maltrataban y hacían desprecios. Después pasé por muchos trabajos temporarios, principalmente de camarera, hasta que volví a trabajar de niñera pero esta vez con una familia que me trató muy bien, eran muy solidarios y la nena a la que cuidaba era muy buena también. Fue ahí cuando pude sentirme cómoda en un país ajeno por primera vez”.

Ser madre en otro país

Además de las situaciones más probables que un extranjero afronta, Jésica además eligió ser madre en un país ajeno al suyo: “decidimos que queríamos formar una familia cuando yo ya estaba estabilizada económicamente. Lo que más me gustó de acá es que la licencia por paternidad no es de 3 días como en Argentina, sino que tiene 6 meses y lo puede distribuir como quiera. Entonces los primero meses me la tomé yo y luego él, y así nos pudimos turnar para cuidarla". Entre los temas que destaca Jésica como diferente con Argentina es que en Suecia “le dan la misma importancia a la maternidad que a la paternidad".


Suecia, país elegido por Jésica para formar su familia

Extrañar tu país

“Lo que más extraño de Argentina es la comida", destaca Camila mientras cuenta que la familia con la que vive es vegetariana y que lo que más comen son harinas. “Extraño mucho la carne argentina y el vino, también juntarme con amigos y el precio del colectivo (ríe) el transporte público acá es muy caro lo que te obliga a usarlo poco y caminar mucho".  Jésica también nombra a la comida como lo que más extraña: “creo que no nos damos cuenta lo rica que es nuestra comida hasta que pasamos un buen tiempo comiendo otra cosa”.

Tener a la familia y amigos lejos es un tema importante también a la hora de decidir vivir en otro país. “Si bien yo formé mi familia en Suecia y me hice amigos, sigo extrañando a mis padres y hermanos y a mis amigos de la infancia", destaca Jésica a la vez que cuenta que hace el esfuerzo para viajar todos los años a Argentina. En cambio, Camila señala algo diferente: “con la tecnología e internet, se me facilita bastante el tema de no perder contacto con mis seres queridos, y si bien no es igual que estar personalmente, pero eso hace que extrañe menos".

Jésica y Camila, ambas con historias diferentes, son dos claros ejemplos de cómo es adaptarse a las costumbres y culturas de otro país, a una vida totalmente nueva en tierras desconocidas, a cómo ser argentino y vivir en el extranjero.

1 Comentarios

  1. King Casino Login | All your games online and - Community Khabar
    Login King deccasino Casino, Play, and 토토 사이트 Win! Login King Casino, Play. Login 출장안마 King Casino, Play. Login King Casino, Play. Login communitykhabar King Casino, 토토사이트 Play. Login King Casino, Play. Login King Casino,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente